Descripción

Este patio se encuentra situado en el paseo de Recaredo, 24 "Hacienda del Cardenal"

Nombre erudito y casi tan moderno como la carretera que, desde la Puerta de Bisagra, llega hasta el Puente de San Martín. Fue llamada “Ronda Nueva” en el Nomenclátor de 1864, dedicándola en 1916 por el Ayuntamiento al rey visigodo que convirtió al catolicismo a sus súbditos arrianos y, de paso, a todo el Estado.

Dicen las crónicas que en 1101 “el rey don Alfonso mandó facer el muro de Toledo, desde la taxada que va al río de yuso de la puent de la piedra (Alcántara) hasta la otra taxada, que va al río en derecho de Sant Esteban, Era MCMMMIX”.  Las torres y el muro que hoy vemos no son lo construido al alborear el siglo XII, sino que, a lo sumo, datan las más antiguas de los siglos XII y XIV, excepto el torreón árabe de los Abades. (Fuente: Historia de las Calles de Toledo)

Integrado en lo que se llamó la Quinta de los Cardenales, dentro de la zona amurallada, se encuentra el Hotel del Cardenal, que aprovecha un antiguo palacio toledano del siglo XVIII restaurado con esmero. Además de los magníficos jardines y las vistas hay que destacar que posee la única torre octogonal de la muralla.

Está situado en la muralla medieval del siglo XI que fortificaba la ciudad de Toledo, junto a la famosa Puerta de Bisagra. Es un palacete estilo castillo del siglo XVIII que mandó construir el Cardenal Lorenzana como lugar de recreo. Fue reconstruido y sobre él se ubica actualmente el Hotel con sus habitaciones y el restaurante. Está bellamente decorado con objetos de los siglos XVI y XVII, siendo el lugar más atractivo sus jardines que recuerdan el Generalife de La Alhambra.

Durante muchos años se le llamó Hostal del Cardenal, para luego en el actual siglo XXI tomase el nombre de Hacienda del Cardenal, con dicho cambio se pretendía hacer referencia tanto al restaurante como al hotel.

El restaurante, propiedad de Casa Botín de Madrid, la casa de comidas mas antigua del mundo según el Libro Guiness; se encuentra dentro del complejo Hacienda del Cardenal que incluye hotel, restaurante y chill out. El complejo fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1986.

La Hacienda conserva los detalles de su instrucción en el siglo XVI, así como una exquisita decoración floral y conservación de sus jardines. En la parte alta del jardín se sitúa el Hotel, sus pasillos, sus habitaciones y su magnifico patio interior, que se mantiene intacto, la joya del hotel de sabor toledano, con amplia luz, el sonido del agua que emana de su gran fuente de piedra situada en el centro; y todo ello conservando la magia y la historia de la antigua residencia del Cardenal Lorenzana.

Hacienda del Cardenal es un lugar donde el tiempo parece haberse detenido, donde lo antiguo y lo nuevo se fusionan creando un espacio único. (Textos: Varios autores)

Mapa

Galería de imágenes