Descripción

Este patio se encuentra situado en la calle del Pozo Amargo, 7

La calle comenzaba sus inicios en la plaza del Ayuntamiento, hoy nace en la confluencia de las calles de Santa Isabel y de la Ciudad, siendo la calle que ha conservado su nombre durante siglos. En época del rey Alfonso VI se la menciona por su plazoleta, donde ya estaba el pozo, llamada plaza de Caxalí, en el año 1093.

Fue un barrio residencial, con escasos comercios y su famoso pozo de agua no potable, que dio nombre a la romántica leyenda:
El Pozo Amargo,  quizá la más bella de todas las leyendas toledanas, escrita por Pablo Gamarra, que se relata para explicar el origen del nombre de esta calle. El pozo es de agua salobre, contaminado por la mezcla de sus aguas con otras residuales; estuvo tapiado desde inicios del siglo XX y vuelto a abrir en 1967. (Fuente: Historia de las Calles de Toledo).

Mapa

Galería de imágenes