Descripción

Este patio se encuentra situado en la calle de la Hermandad, 6 "Posada de la Hermandad"

Antiguamente se denominaba como calle Cárcel de la Hermandad, si bien, al colocar su rótulo se abrevió dejando Hermandad. Fue casa, cuartel y cárcel de la Santa Hermandad de Toledo, encargada de proteger los caminos durante el medievo.

El edificio de planta irregular, data del siglo XV, destacando su portada, de estilo gótico-mudéjar enmarcada por dos columnas y un dintel con dos ménsulas que sostienen dos leones; ricamente decorada con figuras de dos cuadrilleros, así como dos heraldos. Completan la decoración los símbolos de los Reyes Católicos: su escudo, el yugo y las flechas. También destaca en su parte superior, un valioso escudo de madera de Felipe II, el cual fue retirado a comienzos del siglo XXI para su restauración y ya no se repuso. A día de hoy, la fachada sigue sin el escudo. Creo que, después de su restauración en 2007, es hora de poner en su lugar una réplica si es que no se desea recolocar el propio escudo restaurado.

En su interior se conservan las salas donde se ubicaban los tribunales y las mazmorras para los presos, donde al parecer eran habituales los excesos de la Hermandad en forma de torturas de todo tipo.

Tras la entrada al inmueble, al fondo se encuentra un patio de pequeñas dimensiones con varias columnas de piedra y soportal en tres lados. El patio de la Posada de la Hermandad se ciñe a los estilos de los siglos XV, XVI y XVII, de gran auge en Toledo, que tienen sus portales y portadas centradas en relación con el eje del patio.

En 1958 se cedió el inmueble al Ayuntamiento y se instaló el Museo de la Ciudad, luego fue ocupada por la Escuela Municipal de Idiomas, y en estado de ruina su parte trasera fue restaurada en 1978. (Fuente: Toledo Olvidado).

En este mismo lugar, el escritor inglés Edgar Alan Poe inspirado en la incertidumbre ante una muerte cercana donde el reo se encuentra recluido en las tenebrosas mazmorras que en su interior se hallaban, escribió su obra:

El Pozo y el Péndulo “Llegó, por último, un momento en que mi cuerpo, quemado y retorcido, apenas halló sitio para él, apenas hubo lugar para mis pies en el suelo de la prisión. No luché más, pero la agonía de mi alma se exteriorizó en un fuerte y prolongado grito de desesperación. Me di cuenta de que vacilaba sobre el brocal, y volví los ojos... Pero he aquí un ruido de voces humanas. Una explosión, un huracán de trompetas, un poderoso rugido semejante al de mil truenos. Los muros de fuego echáronse hacia atrás precipitadamente. Un brazo alargado me cogió del mío, cuando, ya desfalleciente, me precipitaba en el abismo. Era el brazo del general Lasalle. Las tropas francesas habían entrado en Toledo. La Inquisición hallábase en poder de sus enemigos”.

Entre los años 2001 a 2015 ocuparon el inmueble varias Asociaciones Culturales de la Ciudad, siendo una de ellas la Asociación Amigos de los Patios de Toledo. En la actualidad, el edificio está ocupado por el Centro Cultural Municipal y otros usos de gestión local.

Mapa

Galería de imágenes